Menu
logotipo AyG
imagen destacada noticia

Larga vida al bienestar en los hogares 05.01.2017

Con estas condiciones, tanto el diseño como la construcción de los hogares debe llevarse a cabo teniendo en cuenta que nuestras capacidades se verán mermadas con el paso de los años, por lo que tanto la comodidad como el mantenimiento de una temperatura constante deben ser una prioridad. Para ello, además de la estructura y habitabilidad de la vivienda, juegan un papel fundamental la calidad de las ventanas, puertas y sus materiales.

 

Emplear ventanas y puertas correderas en la configuración de nuevas viviendas o en la rehabilitación de antiguas, nos aportará una garantía de estabilidad y también de durabilidad, asegurándonos de que conforme nosotros mismos envejecemos como ciudadanos, nuestros hogares y materiales cuenten con una larga vida de calidad sin perder resistencia, fiabilidad ni eficacia de aislamiento.

 

Adaptarse a la nueva realidad

 

Tener presente esta realidad inmediata es imperativo en términos de accesibilidad, sostenibilidad y entorno, para satisfacer todas las necesidades de un colectivo vulnerable como es el de las personas mayores y dirigirnos a su vez a un modelo de ciudad accesible, amigable y sin barreras arquitectónicas.Centrándonos en la persona, crearemos espacios familiares y cálidos, en unas condiciones de confort y temperatura adecuadas a todas las edades y exigencias.